< Volver

Noticias

Este Mini no es lo que parece


Este Mini, que en apariencia es como cualquier Mini de los años sesenta, esconde un secreto que lo convierte en todo un demonio del asfalto. Y es que, para empujar sus poco más de 700 kilogramos, ha recurrido al motor de un Honda Integra Type R. Lo que se esconde bajo el pequeño cuerpo de este Mini del 62, es un 2.0 litros de nada menos que 220 caballos de potencia.

El primer propietario de este Mini montó en su interior una jaula antivuelco, asientos de competición y volante Sparco. El interior no parece el mismo, pues solo cuenta con los elementos fundamentales para aligerar el peso del vehículo.

Está a la venta y la cantidad a la que asciende la puja es de unos 15.000 euros.



Fuente e información: AutoBild
Buscador de coches

Precio entre:

Asistente de búsqueda

Horario

Lunes a viernes
Mañanas 9:30 h - 13 :30 h
Tardes 16:00 h - 20:00 h
Sábados 10:00 h - 13:30 h
5,7 y 12 de octubre cerrado por festividad.


Tfno. 982 22 39 12